Publicidad

El S&P 500 se encuentra ante la gran resistencia de 1.260 puntos

El S&P 500 desde el medio plazo estaba desarrollando una importante tendencia alcista canalizada, impulsando la serie de precios hasta la resistencia de 1.350 puntos.

 

En el corto plazo, con apoyo en el soporte de 1.260 puntos, se produjo la formación de una figura de techo denominada hombro cabeza hombro. Con la pérdida de la línea clavicular, establecida en el soporte de 1.260 puntos, comenzó un proceso bajista, con apoyo en el soporte de 1.100 puntos.

 

Al producirse el doble contacto con el soporte, hemos asistido a un movimiento de reacción alcista, superando la primera resistencia relevante en 1.220 puntos, testeando la gran resistencia mayor en 1.260 puntos, con clara confluencia con la media de 200 sesiones.

 

Podemos observar en el gráfico de precios, como tras un primer ataque al área de resistencia en las pasadas sesiones, se ha formado una figura de velas de vuelta a la baja, encintrando soporte en el nivel de 1.220 puntos.

 

En el muy corto plazo nos encontramos en un proceso lateral comprendido entre el soporte de 1.220 y la resistencia de 1.260 puntos.

 

La pérdida del soporte comentado sería una primera señal bajista de vuelta a la baja, con primer apoyo en el nivel de 1.200 puntos, cuya pérdida confirmaría la vuelta a la baja, con primer objetivo en el nivel de 1.150 puntos.

 

Técnicamente mientras no sea superada nuevamente la resistencia en 1.260 puntos y mantenida durante tres sesiones consecutivas no veremos nuevas señales de fortaleza adicional.

 

Los osciladores muestran cierta debilidad técnica en el enfrentamiento a la resistencia de referencia, mostrando por el momento un desplazamiento lateral a valorar en futuras sesiones.

 

Un saludo

 

Pedro Damián Muñoz (Bat 23)

Publicidad