Publicidad

El S&P 500 continúa con la reacción bajista

El S&P 500 describe desde el medio plazo un proceso alcista canalizado, impulsando la cotizaciones hasta la resistencia de 1.350 puntos.

 

En el corto plazo, con apoyo en el soporte de 1.250 puntos, define un proceso lateral alcista con techo en una línea divergente, situada en las proximidades de 1.370 puntos, mostrando la posible formación de una figura de ensanchamiento. Esta formación es como conocida como un proceso de distribución de títulos, previo al comienzo de una fase bajista.

 

El soporte natural de 1.250 puntos, es un nivel de referencia muy importante, ya que nos encontramos con la línea de tendencia alcista principal y con la media de 200 sesiones.

 

Por el momento mientras no se perfore el soporte de 1.250 puntos, podemos asistir a un nuevo tramo al alza de la figura de distribución de títulos, con techo en la línea superior divergente.

 

Desde el punto de vista técnico, la pérdida del área de soporte comentado anteriormente, confirmaría el inicio de un proceso bajista con primer objetivo potencial en el soporte de 1.100 puntos.

 

Los osciladores presentan un proceso bajista destacado, produciéndose el asentamiento en el área inferior de sobreventa, reforzando la importancia técnica del soporte comentado.

 

El Indicador Bollinger registra lecturas extremas negativas, mostrando la debilidad técnica existente en el desarrollo del índice.

 

Un saludo

 

Pedro Damián Muñoz (Bat 23)

Publicidad